Novedades de Gulfstream sobre el coronavirus

marzo 27, 2020:

Gulfstream Aerospace confirmó hoy que uno de los empleados de Savannah dio positivo en la prueba del coronavirus. El empleado está recibiendo atención médica, y nuestros pensamientos y oraciones están con él y su familia. Se ha pedido a los empleados que trabajaron en la misma zona o que tuvieron contacto cercano con la persona que se queden en cuarentena y vigilen su estado de salud.

Desde que surgieron las noticias sobre el coronavirus, hemos intensificado la limpieza en nuestras instalaciones, reducido los viajes corporativos, aplicado protocolos de detección, limitado los visitantes y puesto en cuarentena y desinfectado las aeronaves que aterrizaban. También hemos pedido a los empleados que intensifiquen la higiene personal, que pongan en práctica el distanciamiento social en el trabajo y que se queden en sus casas si presentan síntomas o no se sienten bien.

Todas nuestras instalaciones seguirán funcionando, ya que la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad Industrial (CISA) del Departamento de Seguridad Nacional considera a la aviación como infraestructura crítica.

Según la CISA, los sectores empresariales identificados como infraestructura crítica son “… tan esenciales para los Estados Unidos que su inhabilitación o destrucción tendrían efectos perjudiciales en la seguridad, la seguridad económica nacional, la seguridad o salud pública nacional, o cualquier combinación de estas”. Las medidas del presidente de los Estados Unidos indican que las industrias de infraestructura crítica tienen la “responsabilidad especial” de mantener un horario normal de trabajo durante la crisis global de COVID-19.

Seguiremos vigilando de cerca esta situación y pondremos en práctica medidas adicionales según sea necesario para proteger a nuestros empleados, clientes, proveedores y comunidades.

marzo 24, 2020:

Gulfstream Aerospace Corp. confirmó hoy que un empleado de las instalaciones del aeropuerto Love Field de Dallas dio positivo en la prueba de coronavirus. El empleado se encuentra bien, y desde Gulfstream les enviamos nuestros más sinceros deseos de recuperación a él y a su familia.

En respuesta a este caso confirmado, reforzamos nuestros ya estrictos protocolos para el coronavirus. El hangar donde el empleado trabajaba se cerró y así estará durante 14 días, y se ha pedido a los empleados que trabajaron o que estuvieron en contacto con esa persona que se queden en cuarentena y vigilen su estado de salud durante el mismo periodo. También aplicamos medidas adicionales recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para mitigar la propagación de la enfermedad. Entre ellas, la limpieza y desinfección a fondo de las áreas de trabajo y las zonas comunes usadas por el empleado.

Desde que comenzaron las noticias sobre el coronavirus en diciembre, hemos aplicado de forma proactiva las medidas recomendadas por los CDC y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para limitar el riesgo de exposición a la enfermedad, por ejemplo, al aumentar las restricciones a los viajes corporativos, poner en práctica el teletrabajo para algunos grupos de empleados y adoptar medidas adicionales de distanciamiento social. También limitamos la cantidad de visitantes y de personas que ingresan a nuestras instalaciones.

“Estamos viviendo momentos sin precedentes”, dijo Mark Burns, presidente de Gulfstream. “Nuestra prioridad absoluta sigue siendo la salud y el bienestar de nuestros empleados, clientes, proveedores y comunidades. Comprendemos la gravedad de esta situación en constante cambio y hemos tomado precauciones de forma proactiva para minimizar el riesgo y la exposición, al tiempo que seguimos ofreciendo a nuestros operadores y a nuestra nación servicios y soporte indispensables. Hemos estado colaborando con las autoridades para que estén al tanto de las medidas que hemos tomado para hacer frente al coronavirus y abordar este caso en particular. Seguiremos vigilando de cerca esta situación inestable y pondremos en práctica medidas adicionales si fuera necesario”.

marzo 23, 2020:

Nuestra prioridad absoluta sigue siendo la salud y el bienestar de nuestros empleados, clientes, proveedores y de toda la comunidad. Desde que comenzaron las noticias sobre el coronavirus en diciembre, Gulfstream ha aplicado de forma proactiva las medidas recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para limitar el riesgo de exposición a la enfermedad, por ejemplo, al aumentar las restricciones a los viajes corporativos, poner en práctica el teletrabajo para algunos grupos de empleados y adoptar medidas adicionales de distanciamiento social. También hemos reducido la cantidad de visitantes y personas que ingresan a nuestras instalaciones y hemos seguido las medidas recomendadas por el gobierno para mitigar la propagación de la enfermedad. Esto incluye un mayor énfasis en los protocolos de detección en nuestra plantilla laboral. Seguiremos vigilando de cerca esta situación en constante cambio y colaborando estrechamente con nuestros empleados, clientes, proveedores, partes interesadas y la comunidad para mantenerlos informados.

image description